domingo, 19 de marzo de 2017

Día del Seminario 2017

Cerca de Dios y de los hermanos

 San José fue la persona a quien Dios escogió para que protegiese, cuidase y facilitara todo lo que necesitaba a la persona que más amaba en la Tierra: Jesucristo. Por eso es el patrono de los seminarios (y la Iglesia), porque en ellos se forman los que están llamados a ser los "nuevos Cristos". Nos encomendamos a él, y no dejéis de hacerlo vosotros, para que interceda ante su hijo y el Padre pidiéndoles que nos llenen de su Espíritu y así se purifique nuestro corazón y podamos ser fieles testigos que lleven el mensaje salvador de la Buena Noticia a todas las personas.
Lo primero que queremos hacer es agradecer a todas las personas que estáis comprometidas, material y/o espiritualmente, con nuestra formación. Vuestras oraciones y vuestro apoyo, de verdad, son importantísimos para nosotros. Queremos que sepáis que nosotros tampoco os olvidamos y que os recordamos muy a menudo en nuestras oraciones. Le pedimos al Señor que nos haga dignos de Él y de vosotros.
Durante estos días próximos al 19 de marzo, prácticamente toda nuestra actividad se vuelca en la preparación y las actividades de la campaña. Doblamos cientos de cartas, grapamos otros tantos guiones litúrgicos y de catequesis y distribuimos miles de estampas que luego ensobramos para enviar o llevar a sus destinatarios (todas las parroquias, casas de consagrados, colegios, etc. de la Diócesis). También dedicamos unas cuantas horas a editar nuestra revista Entre Todos (desde aquí podéis acceder al último número) y a preparar el Festival de la canción vocacional. 
Es bastante trabajo y un trabajo agridulce. Es dulce porque es un trabajo para nuestro Seminario, un trabajo por y para las vocaciones, por el futuro de nuestra Diócesis y de la Iglesia. Sin embargo, también es un poco amargo porque a veces nos preguntamos si sirve de algo. Claro está, no dudamos de la acción del Espíritu, pero sí de si le dejamos actuar en nosotros, de si le facilitamos la tarea, de si nos damos cuenta de que quizás nos quiera utilizar como mediación. También nos preguntamos qué pasa el resto del año, cuántas personas siguen preocupadas, comprometidas, rezando y actuando por las vocaciones.
Así pues, desde el Seminario os queremos lanzar una propuesta: elegir un día al mes (quizás todos los día 19, el primer o el último jueves,... el que queráis) para rezar por las vocaciones, estar abiertos a la acción del Espíritu en el momento oportuno y saber aceptar lo que os proponga hacer o lo que proponga a algún joven cercano a vosotros.
Os dejamos unos vídeos que seguro que os gustan y que quizás podáis utilizar.





lunes, 27 de febrero de 2017

Eucaristía en parroquias - febrero

San Juan de Regla

El jueves 23 de febrero celebramos la Eucaristía junto a la comunidad parroquial de San Juan de Regla. Agradecemos a toda la comunidad su acogida y su oración por nuestra vocación y la de los seminaristas que están por llegar. Y, como nos pidió el párroco, también rezaremos por vosotros.




sábado, 4 de febrero de 2017

José Miller, misionero claretiano colombiano

Visita testimonial

El miércoles tuvimos la suerte de que el misionero claretiano, José Miller, concluyó su larga jornada en nuestra ciudad con nosotros. Tras siete visitas y charlas a lo largo del día, vino a celebrar la Eucaristía con nosotros. Ha venido a nuestra ciudad con motivo de la campaña de este año de Manos Unidas: "El mundo necesita más comida. El mundo necesita más gente comprometida."
Pese a su cansancio, nos dirigió una fantástica homilía en clave vocacional. Y, ya durante la cena, nos contó sobre el proyecto en el que está trabajando ahora y sobre la actualidad de Colombia.
Ha sido un placer, Miller. ¡Ojalá hubieran sido mejores circunstancias! 

Santo Tomás 2017

Fiesta y comunión

Este año, debido a las obras que se están realizando en el seminario, hemos celebrado la Eucaristía en memoria de santo Tomás de Aquino en la Capilla de la Virgen del Camino de nuestra S.I. Catedral.

A continuación, sí nos trasladamos al Salón de Actos del seminario para poder escuchar la charla del P. Isaac González Marcos, OSA: Martín Lutero. Su mundo y su obra. Podéis ver una breve reseña en la página del número actual de Iglesia en León.

sábado, 28 de enero de 2017

Guillermo, de pastoral en Cistierna

Hola a tod@s:
Como siempre es un placer para mí compartir con vosotros unas palabras para comentaros cómo va mi proceso vocacional.
Tras completar con éxito el ciclo institucional de estudios eclesiásticos el pasado verano, la Diócesis de León me ha encomendado la tarea de desarrollar mi labor pastoral en la parroquia de Cristo Rey de Cistierna y en su unidad pastoral, con todas las parroquias que comprende; labor que vengo desarrollando desde el mes de septiembre.
Esta etapa pastoral se contempla dentro del último discernimiento antes de recibir las Sagradas Órdenes, y  también tiene por objetivo preparar al candidato en la tarea pastoral al servicio de la Diócesis allá donde ésta lo requiera.
Estoy viviendo esta etapa con alegría y felicidad, pues creo que mi vocación es ser sacerdote. No me considero un ejemplo para nada, pero creo que a pesar de mis debilidades y flaquezas el Señor me llama a seguirle como sacerdote, y por eso me siento agradecido y feliz por este regalo tan grande e inmerecido que es la vocación sacerdotal.
Entregarse al Señor en el sacerdocio es una tarea hermosa, en la cual la oración ocupa un puesto muy importante. La oración diaria, la lectura de la Sagrada Escritura y los Sacramentos, además de darse a los demás; son la forma de mantener una buena relación con Dios, necesaria para toda vocación cristiana y concretamente para la vocación sacerdotal. Ésta forma de vida debe aprenderse en los años de seminario, y ayuda al sacerdote a configurarse con Cristo Buen Pastor.
Ahora quiero hablaros de Cistierna, donde estoy realizando mi labor pastoral. Debo decir que es un pueblo muy bonito, a la puerta de los Picos de Europa, de gente acogedora y generosa, que tan pronto como llegué me quisieron dar lo mejor de sí mismos. El Santo Patrono de Cistierna es san Guillermo de Peñacorada, un ermitaño y fundador de cenobios que vivió en el Siglo XII en la misma montaña de Peñacorada que preside la Villa. San Guillermo es venerado con devoción por la gente de Cistierna, y al llevar el mismo nombre no puedo menos que acogerme a su protección.
Don Avelino es el sacerdote párroco que tutela mi tarea pastoral, y de quien puedo aprender mucho.
En su parroquia mi labor pastoral comprende la catequesis de diversos grupos, le asisto en la celebración de la Liturgia Eucarística, le acompaño en la distribución de la Sagrada Comunión a los enfermos, aprendo de él la labor de la atención del despacho parroquial, y comparto con todos los fieles de la parroquia sus vidas, sus alegrías, y sus sufrimientos.
Una vez, un sacerdote sabio me dijo “el termómetro de nuestra vocación es la caridad pastoral”. Llevo estas palabras muy presentes en mí día a día. Os pediría que recéis por mí. Gracias por tomaros el tiempo de leer estas palabras y hasta la próxima ocasión.

viernes, 27 de enero de 2017

Visita de Jorge, presbítero

"Ellos salieron a predicar por todas partes,..." (Mc 16,20)

El miércoles 25 nos visitó nuestro amigo Jorge, ordenado sacerdote hace un par de meses (Podéis ver algunas fotos de su primera Misa aquí). Es emocionante y una alegría ver los frutos de la acción del Señor, cómo su Espíritu toca los corazones de los hombres y los lleva a entregar su vida, por Él para los demás. 
Gracias Jorge por tu testimonio, no sólo de palabra, sino de vida. Gracias por tu visita, que, como te sucedería a ti en otras ocasiones, nos lanza una luz entre las ocasionales tinieblas y dificultades para no obnubilarnos y perdernos en lo urgente y poder iluminar lo que es importante: el amor de Dios manifestado en Jesucristo, derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo, y el mandato de nuestro Señor, amar como Él nos ha amado.

sábado, 31 de diciembre de 2016

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2017!

Tiempo de esperanza y encarnación

Queridos amigos de nuestro Seminario, aunque somos conscientes del retraso y de que hemos tenido el blog un poco desatendido, no podemos dejar pasar estas fechas sin haberos dado las gracias por vuestras oraciones y vuestro apoyo, sin haberos deseado la presencia continuada de Dios en vuestros corazones y sin haberos puesto al día de lo más importante que hemos vivido en estas últimas semanas.
Sin duda, los eventos más gozosos y más significativos han sido la celebración de la primera Misa solemne de Jorge y la de los ministerios laicales de tres de nuestros hermanos: Manuel, del Seminario Redemptoris Mater, y Juan, candidato al diaconado permanente, como acólitos; y nuestro Jeremías, como lector.
En la misma línea de alegría y celebración, aunque distinta, ha estado la preparación del Belén y la cena de Navidad, que todos los años compartimos con D. Julián, los vicarios, la dirección y el personal del Seminario.
Por su parte, la iniciativa que hemos tenido de participar en la Eucaristía en parroquias de la ciudad los últimos jueves de mes, está resultando una experiencia positiva y agradable.
En estas semanas nos han visitado D. Félix Llorente, Presidente de la Asociación Leonesa de Caridad, y D. Francisco Puertas, subinspector de Trabajo. También, D. Antonio Muñoz y D. Manuel Verdú, Presidente y Consiliario Nacional respectivamente de Acción Católica General.
Finalmente, desde el comienzo del Adviento hemos intensificado nuestra reflexión espiritual y la oración, con especial énfasis en la proximidad de la ordenación de Jorge y el lectorado de Jeremías.

Queridos amigos, os rogamos que en este curso que comienza sigáis rezando por nosotros y por los que están por llegar. Por nuestra parte, rogamos a Dios que os bendiga y proteja, ilumine su rostro sobre vosotros y os condeda su favor, que Él se fije en cada uno de nosotros y nos conceda la paz (Cf. Num6, 22-27).